El currículum vitae para los empleados de la Construcción

Ya seas peón, capataz, oficial, encargado de obra… a la hora de buscar un empleo en el sector de la construcción, debes tener en cuenta siempre ciertos aspectos específicos que te pueden ayudar a preparar un currículum mucho más efectivo.

Si este es tu caso, presta atención a este artículo, ya que nos proponemos darte toda la información y los consejos que necesitas para escribir el currículum perfecto a la hora de solicitar un empleo en el sector de la construcción.

Consejos para la redacción del currículum vitae para un empleo en el sector de la construcción

Para conseguir optimizar nuestro currículum, deberíamos empezar por enfatizar lo que más se valora en este tipo de puestos de trabajo: las habilidades.

Está claro que a diferencia de otros sectores como el de la medicina o el de la química, por poner dos ejemplos, en los que se le da mucho peso a la formación académica, en el sector de la construcción lo que se busca es que el empleado tenga unas destrezas y habilidades bastante más específicas.

Por tanto, nuestro objetivo principal debe ser comunicar estas habilidades de la forma más eficaz posible y así poder demostrar que estamos destinados a conseguir el puesto.

1. Habilidades comunes para el sector de la construcción

Para empezar, vamos a preguntarnos cuáles serían los aspectos más demandados en un empleado de la construcción.

Lo cierto es que no hay una respuesta única a esta pregunta, ya que existen gran cantidad de cargos y especialidades distintas dentro de esta industria, pero sí que hay algunas habilidades y cualidades que se valoran más que otras en este sector: el trabajo en equipo, poner atención en la seguridad, la experiencia, la diligencia, el seguimiento estricto de las normas… solo por poner unos ejemplos.

También esas habilidades concretas que son necesarias en tu especialidad o cargo concreto.

Es decir, si postulas para el puesto de jefe de obra, por ejemplo, se valorarán más tus habilidades de liderazgo o de gestión que si buscas entrar como peón. En cambio, si te has especializado como escayolista, lo que se buscará es que destaques en las habilidades requeridas para realizar las tareas de dicha función.

Simplemente, pregúntate cuáles son tus habilidades más importantes y que están relacionadas con el puesto de trabajo en el que quieres entrar. Esas habilidades que maximizan la oferta de valor que aportas a la empresa. Comunícalo bien y tendrás un currículum ganador.

2. Comienza tu currículum vitae con un objetivo profesional

Si todavía no has descubierto cuál es el tuyo, deberías ponerte manos a la obra.

Hazte una autoevaluación. Reflexiona sobre tus puntos fuertes y descubre qué es lo que quieres conseguir en lo profesional. Qué es lo que te impulsa cada mañana a levantarte de la cama para ir a trabajar (y no, no vale solo con buscar un buen salario).

Cabe destacar que las empresas valoran mucho, a la hora de evaluar a los candidatos y contratar a nuevos empleados, que los objetivos del trabajador se alineen con los de la empresa.

Por tanto, el consejo más importante que te podemos ofrecer para redactar tu objetivo profesional es que te enfoques en la oferta en la que estás postulando. Es decir, adáptate a las necesidades del puesto.

Otro consejo que te podemos dar para escribir tu objetivo profesional es que, por ejemplo, evites decir las cosas que puede decir todo el mundo o que puedan sonar básicas: adquirir experiencia, mejorar los resultados, bla, bla, bla… Con esto no consigues diferenciar tu candidatura, así que ahórrate saliva (o tinta en este caso).

Básicamente, demuestra en este apartado que estás realmente interesado en el puesto.

Así que, ya sabes, busca la manera de ganarte a la persona que está leyendo tu currículum a través de las palabras correctas.

3. Sección de experiencia profesional del trabajador de la construcción

Esta sección es una de las más importantes en cualquier tipo de currículum, y para el sector de la construcción no podía ser menos.

Tal y como hemos comentado antes, la clave de nuestro éxito pasa por demostrar nuestras habilidades, y qué mejor manera de hacerlo que exponiendo detalladamente nuestra experiencia profesional en el sector.

Por tanto, vamos a darle el peso que se merece a cualquier cargo en el que hayamos podido desarrollar dichas habilidades, enumerando las tareas que hemos llevado a cabo y, sobre todo, los logros conseguidos.

Recuerda aportar datos que hablen por sí solos. Incluye cifras que ayuden a demostrar esos logros y que, en caso de que acabes pasando el proceso de selección, tengas la capacidad de replicar esos resultados en tu nuevo puesto de trabajo.

4. Incluye verbos de acción en todas partes

¿Por qué debemos hacer esto?

Básicamente, porque siempre es un punto a favor demostrar que eres una persona proactiva y que estás enfocada a la acción, pero en el caso de la construcción, todavía es más interesante.

Si incluyes cantidad de verbos de acción estarás consiguiendo, precisamente, un lenguaje que fortalece este mensaje, el cual te define.

Al igual que pasaba con las habilidades, en función del puesto que estés solicitando, puede ser recomendable usar unos verbos u otros.

Por ejemplo, si estamos hablando de un puesto de más responsabilidad, como puede ser el de director o gerente de obra, utilizaremos las palabras que mejor definen las acciones en tal puesto: dirigir, gestionar, optimizar, enfocar, etc.

En conclusión, intenta adaptar el vocabulario que utilizas, en este caso los verbos, enfocándolo a la acción y, a la vez, que esté relacionado con el cargo que buscas ocupar.

Aunque parezcan detalles sin importancia, estos consejos son los que te pueden diferenciar de los demás candidatos, así que no los descuides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba