Cómo escribir una carta de recomendación

En el mundo tan competitivo en el que vives, más de una vez te habrás preguntado cómo es posible que una candidatura resulte más atractiva que otras a ojos de terceras personas.

En la actualidad, son muchas las instituciones que llevan a cabo procesos de selección con frecuencia. En este tipo de escenarios, una de las prácticas más habituales en los candidatos es la de conseguir una carta de recomendación.

Como su propio nombre indica, esta carta no es más que la forma en la que alguien sugiere o recomienda los servicios de otra persona. Suele estar redactada por personas cualificadas o que han tenido un trato regular con el candidato en un entorno de trabajo o estudios.

Si eres una de estas personas y te han pedido que escribas una carta de recomendación, estás de enhorabuena. A continuación, se explican cuáles son las claves a tener en cuenta para redactar este texto de forma clara y concisa.

¿Quién puede necesitar una carta de recomendación?

  • Estudiantes que se postulan a ingresar en una nueva universidad o que quieren optar a un programa de becas. Este mecanismo puede tener lugar en muchos entornos, si bien es cierto que Estados Unidos es el país donde más se repite, ya que se considera algo obligatorio.
  • Candidatos a un puesto de trabajo. Sobre todo si se trata de un cargo para el que se necesitan grandes aptitudes. Cuanto mayor sea el número de cualidades exigidas en la plaza vacante, más útil resultará una buena carta de recomendación al postularse.

Recomendaciones previas a tener en cuenta

Antes de explicar con detalle los puntos que se deben tener en cuenta para redactar sin complicaciones una buena carta de recomendación, conviene tener presentes los siguientes aspectos:

  • Ponerse en el lugar de quien va a leer tu carta de recomendación

Siempre es conveniente pensar qué puede buscar esa persona en una carta de recomendación para que le resulte atractiva.

Si conoces la persona en concreto que llevará a cabo esta tarea, mucho mejor, ya que podrás adaptar la carta de recomendación a sus preferencias.

  • Escribir una carta de recomendación diferente a las demás

En cualquier caso, conozcas o no a la persona que va a leer tu texto, ten en cuenta que es alguien que va a leer muchas cartas de recomendación en un corto espacio de tiempo.

Los encargados de realizar cualquier proceso de selección leen muchas cartas de recomendación, y a mayor cantidad, mayor número de similitudes encuentran.

Por ello, tu carta no puede ser aburrida, sosa o desanimada. Tienes que ser capaz de escribir una carta de recomendación especial, diferente a las demás y, sobre todo, personalizada.

  • Mantener un estilo formal, pero sin pasarse

En la misma línea del anterior punto, es conveniente tener en cuenta que la persona a la que diriges la carta de recomendación no es tu amigo, por lo que debes redactar un texto pulido en forma, gramática y ortografía.

Eso sí, ten en cuenta que bajo ningún concepto debes pasarte. Es decir, no peques de hacer la pelota, sonar demasiado rebuscado en tus expresiones o transmitir aires de grandeza en tu texto.

Sin perder la educación y las formas, tu carta de recomendación tiene que atrapar la atención de quien la lee, por lo que debe tener un estilo similar al de una buena lectura: sencillo, claro y evocador.

  • Cuidado con la extensión de tu carta

Con la carta de recomendación sucede algo similar a lo que acontece en los currículums. Siempre apetece extenderse y mostrar tus amplias aptitudes, pero tienes que tener cuidado y no pasarte de largo.

Resumir y sintetizar no son tareas sencillas, pero en este caso estás obligado a ello. Tu carta de recomendación nunca debería superar el folio de extensión.

¿Qué tiene que tener una carta de recomendación?

Toda carta de recomendación ha de tener una serie de elementos de forma obligatoria. Estos elementos son bien sencillos, pero conviene recordarlos para no caer en el error de omitirlos a la hora de escribir tu carta:

  • Datos personales de quien redacta la carta

Al escribir una carta de recomendación, debes dejar clara tu identidad en todo momento. Lo más habitual es apuntar tus datos personales al presentarte en la carta.

  • Lugar y fecha donde se redacta

Del mismo modo, debes especificar dónde y cuándo has escrito la carta de recomendación. Esto se suele anotar en la parte superior del folio.

  • Agradecimientos y despedida

No es ninguna tontería recordarlo. Deja un espacio al final de tu carta para enviar tus agradecimientos a las personas a las que te diriges.

Cómo escribir una carta de recomendación paso a paso

Una vez tienes claros los aspectos previos, es el momento de comenzar a redactar tu carta de recomendación. Para ello, te sugiero que prestes atención a los siguientes puntos:

  • Especificar a quién te diriges

En este primer punto, puedes comenzar a redactar con frases como “A quien puede interesar…” o “Por el interés de…” y añadir el nombre de la institución o persona particular a la que te diriges.

  • Dejar clara tu relación con la persona que recomiendas

En el segundo párrafo, has de comenzar aclarando qué lazos te unen con la persona en cuestión. Por ejemplo, “En calidad de X, tengo el privilegio de recomendar…”.

El objetivo es que la persona que está leyendo tu carta de recomendación comprenda de forma rápida quién le está escribiendo la carta de recomendación y en calidad de qué.

En este punto lo ideal es que acompañes tu nombre y el de la persona que recomiendas con tu documento nacional de identidad. Aporta seriedad y evita errores innecesarios.

  • Exponer el motivo principal por el que recomiendas a la persona

A continuación, debes escribir cuál es el motivo por el que esta persona merece la pena y ha de ser considerada para el puesto en cuestión.

Intenta no caer en tópicos demasiado comunes. Recuerda que cuanto más personalizada sea tu carta de recomendación, más valor tendrá.

Para ello, siempre recomiendo añadir alguna anécdota breve y valiosa para la persona a la que te diriges. Si estás recomendando a un estudiante, cuenta alguna anécdota en el aula que evidencie su interés y participación en clase.

  • Añadir cualidades adicionales

Sin extenderte demasiado, en el siguiente párrafo puedes detallar algunas aptitudes extra de la persona que estás recomendando.

Este sería el punto idóneo para exponer los resultados obtenidos por esta persona en su desempeño laboral o estudiantil. Ya sean sus cifras de ventas, sus calificaciones escolares, etc.

  • Dejar clara tu absoluta confianza en la persona que recomiendas

Este aspecto es importante en todo momento. Ahora bien, si haces un especial énfasis al finalizar tu carta, dejarás una buena impresión a quien la lee.

En este punto, ponerse en el lugar de la persona que lee tu carta vuelve a ser muy valioso. Puedes redactar algo como “Ojalá yo hubiera recibido esta recomendación cuando…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba